En el ciclo de la vida, cumplir quince años representa el fin de la infancia y el comienzo de la adultez. En esos primeros años se establecen las bases del futuro, a esa edad tenemos algunas certezas, pero también nos reinventamos, conservamos unas características y modificamos otras, todo con el propósito de adaptarnos.

Ese mismo camino lo ha recorrido la Agencia de Cooperación e Inversión de Medellín y el Área Metropolitana. Nació y se creó con el objetivo de actuar como una entidad de relacionamiento, pero también con el propósito de gestionar recursos para la cooperación y así lo hizo durante seis años. No obstante, con los cambios del entorno y producto de una lectura juiciosa de la ciudad y de sus necesidades, encontró que debía complementar su vocación. Así nació el propósito de atraer inversión extranjera, que hoy representa un ingreso superior a los recursos que se captan por cooperación.

En estos años, la labor de la Agencia se ha concentrado en tender puentes, construir relaciones, gestionar procesos de cooperación para apoyar los proyectos del plan de desarrollo, pero también para posicionar a Medellín como una ciudad pujante, resiliente, apta para los negocios, con talento humano y con un entorno favorable para facilitar el crecimiento de la cooperación y la inversión.

La ACI Medellín ha sido una pieza fundamental en el proceso de transformación de la ciudad, ha sido la encargada de mostrarle al mundo que esta es una urbe con un pasado complejo, pero capaz de reponerse y de pasar de la violencia, del miedo, la inseguridad y las profundas desigualdades a la búsqueda de la equidad y el desarrollo sostenible. Pero sobre todo, que se reconozca como una ciudad que se reinventa a partir de su historia y que hoy quiere ser reconocida como un territorio que le apuesta a la innovación.

En este propósito, la labor de la Agencia ha sido de filigrana, la de un tejedor de voluntades que se unen para formar una trama que soporte a la ciudad, transformándola ante los ojos del mundo para fortalecer sus capacidades, promover su desarrollo e impactar la vida de los ciudadanos. Durante estos quince años hemos logrado poner en marcha proyectos de cooperación internacional por USD83 millones y hemos atraído USD1.629 millones en inversión con un número importante de generación de plazas de empleo calificado y semicalificado.

Sabemos que los resultados no son producto del azar, sino del trabajo juicioso y de la madurez que en tres lustros la ACI Medellín ha alcanzado y hoy queremos presentarlos en esta publicación que hemos denominado 15 años, 15 historias en la que compartimos los logros, mostramos el camino que hemos recorrido y las huellas que hemos dejado en esta ciudad.

Con quince años, nos sentimos listos para afrontar los retos de la ciudad. Si bien hemos logrado acercar el mundo a Medellín y la ciudad al resto del mundo, sabemos que –como en el ciclo vital de un ser humano– este es el inicio de una etapa nueva con muchos desafíos. El reto mayor está en articular esfuerzos con la empresa privada, la academia y las organizaciones sociales para generar proyectos e iniciativas que contribuyan a la internacionalización y al desarrollo de la ciudad y de la región.

Déjanos un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>