Papa Francisco en Medellín

Un hecho histórico vivió Medellín este sábado 9 de septiembre cuando más de un millón de personas de diferentes lugares de la ciudad, el país y el mundo se congregó en el Aeropuerto Olaya Herrera para escuchar al Papa Francisco durante la Santa Misa.

Las primeras palabras del Papa, antes de iniciar la ceremonia, fueron de excusas por prolongar un poco más la espera de su arribo debido a la lluvia que cayó durante la mañana de este sábado y que lo obligó a trasladarse por tierra hasta el Olaya Herrera y no en helicóptero como estaba previsto.

“Quiero agradecer las horas que han pasado acá bajo la lluvia”, expresó el Papa Francisco, antes de dar inicio a la ceremonia eucarística.

En su homilía dijo que la Iglesia pasa por un momento de renovación lo que no debe generar miedo, sino que se renueva en la fe, y agregó que esa renovación supone sacrificios: “La Iglesia no es una aduana, quiere las puertas abiertas”.

Esta misa contó con 3.500 ministros de la comunión, 3.500 jóvenes voluntarios y cerca de 2.500 sacerdotes y fueron repartidas más de 600.000 hostias hechas por religiosas de una comunidad de clausura.

El coro Cantante Domino Cánticum Novum y Selección de Ministros del Canto Litúrgico Arquidiócesis de Medellín integrado por 300 personas ambientó la Eucaristía.

Se instalaron 20 sagrarios, cada uno con 150 copones atendidos por los servidores de la Sagrada Comunión. En total hubo 6.240 personas entre diáconos, candidatos al diaconado permanente y ministros extraordinarios de las parroquias de la Arquidiócesis de Medellín y de las diócesis aledañas. Ellos fueron los encargados de entregar la comunión a los fieles, con el apoyo de 3.000 jóvenes de la Pastoral Juvenil.

La Alcaldía de Medellín dispuso una ubicación especial para cerca de 100 reclusos, una delegación de 100 personas con discapacidades auditivas acompañadas por 10 intérpretes del lenguaje de señas y 300 personas con diferentes quebrantos de salud.

Al final de la ceremonia, el arzobispo de Medellín, Ricardo Tobón Restrepo, le entregó al Papa Francisco una réplica de la Virgen de la Candelaria, y expresó: “en signo de nuestro amor y gratitud le entrego una imagen de Nuestra Señora de la Candelaria, la madre buena que acompaña a la Iglesia desde sus comienzos en este Valle de Aburrá hace cuatrocientos años”. En medio de aplausos, Su Santidad recibió el obsequio.

Símbolos
La imagen de la Virgen de la Candelaria, patrona de la Arquidiócesis de Medellín, acompañó la Santa Misa. Dicha imagen ha sido venerada por siglos en la Iglesia de la Candelaria, ubicada en el Parque Berrío. Este cuadro fue pintado en España y donado por la reina regente Mariana de Austria y su hijo Carlos II.

Otro importante símbolo fue el Cristo de la Plataforma, donado por la Gobernación de Antioquia, y que hará parte de una parroquia nueva que se construirá con motivo de la visita del Papa Francisco a Medellín.

Terminada la misa campal en el Olaya Herrera, el Santo Padre se dirigió al Seminario Conciliar de Medellín en donde tomará un descanso y posteriormente sostendrá una reunión con seminaristas y formadores.

Fuente: Alcaldía de Medellín

Déjanos un mensaje

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>